Ejercicios para prevenir problemas derivados del uso continuado de la mascarilla.

07/05/2021 |

Llevamos ya más de un año conviviendo con el virus Covid-19, y sabemos que para protegernos es imprescindible la distancia social, una buena higiene de manos y el uso de mascarillas.
De momento tenemos que seguir con estas recomendaciones, por lo que es importante saber qué efectos producen en nuestro cuerpo para prevenir posibles lesiones.

Web full img 20210403 192428  1

El uso prolongado de la mascarilla puede aumentar el tono muscular de la zona de la nariz, cara, mandíbula y cuello que, si continúa en el tiempo acabará provocando dolores y lesiones. 
Hoy os proponemos una serie de ejercicios para prevenir problemas derivados del uso continuado con la mascarilla:

Web full 20210507 165725 0000

1- Ejercicios para relajar la musculatura de la cabeza y cervical:

Siéntate, elongando la espalda, con los hombros hacia atrás y abajo y el mentón ligeramente cerca del pecho:

  • Inhala inclinando la cabeza hacia un lado y exhala girándola hasta volver al frente. En caso de tener problemas o dolor en la zona cervicar evita llevar la cabeza hacia atrás.
  • Inhala subiendo los brazos hacia arriba y exala bajándolos colocándolos a nivel de la coronilla, mientras inclinas hacia delante la cabeza y desciendes los hombros en dirección al suelo.
  • Relaja los brazos a los lados del cuerpo con las palmas de las manos. Desde esa postura elonga la espalda creciendo desde la coronilla hacia arriba y tirando desde los hombros hacia el suelo. Al exhalar aumenta la tensión y al inhalar manténla.
  • Inclina la cabeza hacia un lado, ayurándote con la mano contraria y, al mismo tiempo, tira desde el hombro hacia el suelo. Mantén durante 10 nrespiraciones y después cambia de lado.

Web full 20210507 165836 0000

2- Ejercicios para relajar la musculatura de la mandíbula:

Siéntate, elonga la espalda, relaja los hombros hacia atrás y abajo, coloca el mentón ligeramente cerca del pecho y abre ligeramente la boca. Desde esa postura realiza los siguientes movimientos lentos con la mandíbula:

  • Abre y cierra la boca.
  • Lleva la mandíbula hacia delante (los dientes de abajo van hacia delante, más que los de arriba), vuelve al centro y llévala hacia atrás.
  • Lleva la mandíbila hacia un lado, vuelve al centro y reppite hacia el mismo lado.

A continuación os dejamos un vídeo con los ejercicios explicados:

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información