Artroplastia de cadera

10/02/2022 |

¿Qué es la cirugía de prótesis de cadera?

La cirugía de prótesis de cadera o artroplastia de cadera es la sustitución total o parcial de la articulación.

La cirugía puede realizarse de diferentes maneras, dependiendo del tipo de fractura, del paciente y de los criterios del cirujano.

 

¿A quién va dirigida la cirugía de prótesis de cadera?

Las prótesis de cadera son más frecuentes en personas de edad avanzada que han sufrido caídas, normalmente domésticas, fracturando la cadera (tercio proximal de fémur) y que ya tenían degeneración ósea previa (osteoporosis, osteoartritis…); y en pacientes con patologías como lesiones neoplásicas o displasia de cadera.

 

Tratamiento de fisioterapia

El tratamiento de fisioterapia es fundamental para que el paciente recupere una buena movilidad y una calidad de vida normal, por lo que debe ser personalizado, dependiendo de las características del paciente y de su lesión. Por ello,  lo ideal es que vaya guiado por un fisioterapeuta.

A continuación os dejamos un ejemplo de tratamiento genérico, basado en una serie de ejercicios y pautas posturales:

Web full screenshot 2022 02 10 11 02 19 424 com.google.android.apps.photos

Tratamiento Preoperatorio:

El tratamiento previo a la cirugía ayudará a una posterior recuperación, evitando o disminuyendo la pérdida de masa muscular tras la intervención.

Objetivos:

  • Fortalecer la musculatura de la cadera y piernas.
  • Disminuir el dolor e inflamación de la articulación.
  • Fortalecer los brazos, para aguantar los bastones o el andador y conseguir soportar el peso del cuerpo.

Ejercicios en casa:

(Realiza los ejercicios que sea posible según el estado del paciente. Se pueden complementar con caminar en la piscina moviendo los brazos. 15-20 minutos).

  • De pie apoyando las manos en una silla hacia delante, con la pierna estirada: exhala llevando la pierna hacia fuera e inhala volviendo.
  • Desde la misma postura del ejercicio anterior, exhala llevando la pierna hacia atrás e inhala volviendo. 
  • Desde la postura anterior, exhala poniéndote de puntillas e inhala de talones.
  • Ejercicio de brazos (puedes utilizar una mancuerna, una botellita de agua o hacerlo sin resistencia):
    • Sentado o de pie, con el brazo estirado: inhala flexionando un codo llevando la palma de la mano hacia el hombro y exhala estirando el codo con la palma de la mano hacia atrás.
    • Agarra una mano con la otra o una botellita de agua o mancuerna. Exhala subiendo los brazos hacia arriba estirando los codos e inhala volviendo a bajar flexionándolos.
    • Desde la posición anterior con los brazos hacia arriba, exhala flexionando los codos llevando la botella de agua hacia atrás e inhala subiendo.

Tratamiento postoperatorio:

Pautas posturales:

  • Duerme boca arriba con una almohada entre las piernas.
  • A la hora de tumbarte empieza subiendo la pierna no operada (flexionando si es necesario) y después la operada estirada, deslizándola por la cama..
  • Evita rotar y/o cruzar las piernas (tanto sentado, de pie como tumbado).
  • Siéntate en lugares altos, en los que las rodillas queden por debajo de las caderas.
  • Cuando estés sentado ve alternando las piernas estiradas y flexionadas.
  • Si estás sentado y quieres levantarte, apoya las manos en los reposabrazos, estira la pierna operada y flexiona la otra, colocando la rodilla por delante del pie. Inclina el cuerpo hacia delante y levántate con la fuerza de los brazos.
  • Empieza caminando con muletas o andador, y utiliza un buen calzado que sea cerrado.
  • Evita flexionar la cadera más de 90º.

Pautas ejercicios:

Realiza los ejercicios 2 o 3 veces al día, y tras cada sesión aplica hielo en la zona (envuelto en un trapito) durante 10 minutos.

 

Tratamiento postoperatorio:

Pautas posturales:

  • Duerme boca arriba con una almohada entre las piernas.
  • A la hora de tumbarte empieza subiendo la pierna no operada (flexionando si es necesario) y después la operada estirada, deslizándola por la cama..
  • Evita rotar y/o cruzar las piernas (tanto sentado, de pie como tumbado).
  • Siéntate en lugares altos, en los que las rodillas queden por debajo de las caderas.
  • Cuando estés sentado ve alternando las piernas estiradas y flexionadas.
  • Si estás sentado y quieres levantarte, apoya las manos en los reposabrazos, estira la pierna operada y flexiona la otra, colocando la rodilla por delante del pie. Inclina el cuerpo hacia delante y levántate con la fuerza de los brazos.
  • Empieza caminando con muletas o andador, y utiliza un buen calzado que sea cerrado.
  • Evita flexionar la cadera más de 90º.

Pautas ejercicios:

Realiza los ejercicios 2 o 3 veces al día, y tras cada sesión aplica hielo en la zona (envuelto en un trapito) durante 10 minutos.

Semana 1 y 2:

Es importante empezar a movilizar la cadera desde el primer día para evitar posibles complicaciones y acelerar la recuperación.

  • Ejercicios activos de tobillo y pie: flexo/extensión de tobillo y dedos (para mejorar la circulación). 
  • Isométricos de cuádriceps: túmbate boca arriba con las piernas estiradas y flexión plantar de tobillo, coloca una pequeña almohada o toalla enrollada bajo las rodillas y presiona hacia abajo durante 5 segundos, contrayendo el cuádriceps. Haz series de 10 repeticiones.
  • Túmbate boca arriba con las piernas estiradas y flexión dorsal de tobillo, ve flexionando la rodilla con el tobillo en flexión dorsal sin llegar a 90º de cadera. Mantén durante 5 segundos y vuelve a bajar lentamente.  Haz series de 10 repeticiones.
  • Fortalecimiento de gemelos: coloca una banda elástica a nivel de la punta del pie. Tira desde la punta del pie hacia el suelo manteniendo durante 5 segundos y descansa.  Haz series de 10 repeticiones.
  • Fortalece brazos: 
    • Inhala subiendo los brazos y exhala bajando de lado.
    • Inhala flexionando un codo llevando la palma de la mano hacia el hombro y exhala estirando el codo con la palma de la mano hacia atrás.
    • Estira un brazo hacia arriba. Exhala flexionando el codo de manera que la palma de la mano cae hacia el hombro e inhala volviendo estirar hacia arriba.

Después de tres días ya puedes empezar a ponerte de pie y caminar un poco con andador, por ejemplo, para ir al baño.

Semana 3 a 5:

  • Túmbate boca arriba con las piernas estiradas y ve subiendo la pierna hacia arriba, manteniendo durante 5 respiraciones. Haz series de 10 repeticiones.
  • Boca arriba, con las rodillas flexionadas y separadas a la anchura de las caderas y las plantas de los pies pegadas al suelo. Exhala llevando el ombligo hacia las vértebras (apretando la barriga) y subiendo el culo. Mantén al inhalar y vuelve a bajar exhalando. Haz series de 10 repeticiones.
  • De pie, apoyándote en una silla o en la pared. Estira la pierna hacia arriba, mantén durante 5 segundos y bájala. Haz series de 10 repeticiones.
  • Desde la postura del ejercicio anterior, estira una pierna hacia atrás, mantén durante 5 segundos y vuelve. Haz series de 10 repeticiones.

Empieza a caminar por el pasillo con andador o muletas.

Semana 6

  • Empieza a caminar sin ayuda, progresivamente.
  • Camina flexionando las rodillas hacia el pecho.
  • Camina de puntillas
  • Camina de talones.
  • Siéntate y levántate de una silla.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información